Hola a todos, queridos suscriptores y lectores de mi blog. Hoy os contaré mi opinión sobre la belleza y la comodidad en el hogar.
La mayoría de la gente se esfuerza por tener una vida hermosa, y caracteriza tal vida sólo jarrones de suelo en el dormitorio o jarrones de suelo de lujo en el pasillo: lo primero que una persona ve cuando viene de visita.

Este artículo le dirá cómo decorar jarrones de suelo, cuáles son las vainatas y sus características.

 

El papel del jarrón en el interior

 

 

Los jarrones se han utilizado desde la antigüedad, pero entonces tenían una función más práctica que decorativa: almacenaban líquidos y provisiones sueltas de comestibles, como cereales y vino.
Ahora los recipientes de suelo se utilizan más a menudo para decorar la habitación. Los jarrones dan al espacio un encanto y una elegancia únicos.

Los jarrones con una altura de 40 cm o más se consideran jarrones de pie. Los jarrones de menos de 40 cm suelen colocarse sobre una mesa o una cómoda. Es mejor colocar jarrones antiguos caros sobre soportes especiales: así se protegerá el recipiente de posibles caídas.

Como en la Edad Media, y ahora el jarrón se considera la encarnación del lujo y la riqueza. En el interior desempeña el papel de un acento de estilo brillante.

Con qué llenar un jarrón de suelo

Aquí es importante tener en cuenta que los jarrones de suelo – en sí mismos una decoración independiente de la habitación, que no añaden necesariamente cualquier relleno. Sin embargo, para diversificar la vida, se puede poner algo en ellos, dando así a la habitación un nuevo aspecto.

Solución de color para las distintas estancias del piso

En el dormitorio, los diseñadores recomiendan poner jarrones de suelo de tonos suaves que ayuden a conciliar el sueño. Puede ser beige, verde pálido o melocotón claro.

En el salón, donde se reúnen todos los habitantes de la casa, puedes aplicar diseños más atrevidos. Por ejemplo, coloca un recipiente de forma inusual y color brillante. En este caso, será adecuado el color fucsia, naranja, azul brillante. Lo principal que en el interior del salón hubiera más colores de un tono similar, para que el jarrón armonizara con ellos.

En el cuarto de baño será apropiado poner un recipiente de color azul pálido (después de todo, es el color del agua), así como gris claro.

En el pasillo vale la pena utilizar un color que marque el tono de todo el piso. Si los invitados verán inmediatamente un jarrón brillante de forma intrincada, hablará del vigor de los habitantes, si el recipiente será de formas estrictas y tonos tranquilos, quedará claro que aquí vive gente juiciosa y comedida.

La cocina y el comedor son lugares donde la gente empieza el día y lo termina. Los jarrones-macetas con plantas darán una carga de energía para el día siguiente y crearán un ambiente optimista por la noche. Es conveniente que los recipientes sean de tonos claros o naturales (marrón, gris, verde, azul).

En la habitación de los niños tiene sentido poner un jarrón de suelo de madera o metal, para que al niño no se le caiga accidentalmente. El recipiente puede ser de colores vivos: amarillo, verde, azul… sí, en general, cualquier color del arco iris.

Materiales

Los jarrones grandes están hechos de cerámica, porcelana, barro, metal, cristal y madera. Los jarrones de porcelana se consideran los más caros porque su fabricación requiere mucho trabajo. Los jarrones de metal suelen ser baratos e imposibles de romper, a diferencia de los de porcelana.

La cerámica es un tipo de arcilla mezclada con aditivos minerales. Los jarrones de este material dan calidez y acogimiento a la estancia.

La porcelana y la loza tienen una estructura similar y tardan mucho tiempo en fabricarse. A los jarrones de porcelana y loza primero hay que darles forma, luego cocerlos, después esmaltarlos y, por último, decorarlos con pinturas o molduras decorativas.

El metal es un material resistente con el que no es difícil moldear un recipiente decorativo. Los jarrones de metal atraen por sus líneas claras y su superficie brillante; a veces están decorados con motivos metálicos.

Vidrio: con esta materia prima transparente se fabrican jarrones muy elegantes. Se pueden colocar en habitaciones pequeñas, ya que los cuencos de cristal aumentan visualmente el espacio: dejan pasar la luz. El jarrón de cristal puede tener cualquier forma y color, y el cristal coloreado en general es muy apreciado, ya que se considera entre los diseñadores refinado y bello.

La madera es un material agradable al tacto que aguantará cómodamente tanto en el salón como en el dormitorio o el pasillo. Entre los estilos étnicos, están muy extendidos los jarrones de bambú y enredadera.

Consejo: los jarrones de suelo no deben colocarse en el centro de la habitación, sino cerca de la pared. No debe haber otros objetos alrededor del jarrón: el recipiente necesita espacio.

Estilos

El estilo clásico (tradicional) ofrece elegantes recipientes de porcelana, cristal o cerámica. Los jarrones clásicos tienen formas suaves y elegantes, tan propias del palacio de Luis XIV como de un piso moderno.

La Provenza se inclina por elegantes jarrones de encaje en colores claros, que pueden ser de cerámica o cristal. En ellos suelen colocarse flores silvestres recién cortadas.

El estilo étnico ofrece recipientes de cristal atados con cuerda, así como jarrones de madera con pinturas de colores o en forma de rama de árbol.

A la alta tecnología le gusta el rigor y la claridad de formas, por lo que los jarrones de este estilo deben ser monocromos (y preferiblemente monocromáticos) y de formas geométricas.

Loft – estilo urbano, del que cabe esperar recipientes de yeso, metal o incluso hormigón. Estos jarrones se caracterizan por su resistencia y durabilidad.

En el estilo oriental predominan los motivos japoneses y chinos: sakura, bambú, ramitas. Son jarrones de cerámica pintados.

Variantes de formas

Los jarrones pueden tener forma de recipiente estrecho y alargado, jarra o botella. También tienen forma de cuadrado, triángulo, cono y pueden ser achatados. Los vasos de menos de 40 cm pueden ser anchos y tener bordes bajos.

La forma de un vaso de suelo puede contribuir a la integridad de una estancia o a zonificarla. Así, un jarrón cuadrado puede colocarse en un estudio para separar la zona de la cocina del salón. Un jarrón en forma de cono dará al salón un aspecto acabado.

Preguntas y respuestas

¿Puedo diseñar mi propio jarrón?
Sí, por supuesto que puedes idear y crear tu propio estilo.

¿Cuáles son los mejores jarrones para decorar?
Depende de tus objetivos y gustos, normalmente se decoran jarrones en el pasillo, el recibidor y el dormitorio

Antonio Gomez Administrator
Reformador profesional de pisos y casas, experto en instalación de laminado y parquet. Solía trabajar en una gran obra de construcción instalando azulejos.
follow me

Publicado por Antonio Gomez

Reformador profesional de pisos y casas, experto en instalación de laminado y parquet. Solía trabajar en una gran obra de construcción instalando azulejos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *